Ir al contenido ↓

Memoria Histórica

"Gaditanas en la memoria" y "Mujeres republicanas"

Desde el 7 al 18 de marzo en Puerto Real

Elena Amaya, Diputada Provincial, en el momento de su intervención

El pasado 7 de marzo tuvo lugar un acto institucional con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en el Centro Cultural San José, en Puerto Real.

El evento se inició con los distintos comunicados por parte del Ayuntamiento, y de distintas asociaciones locales como el Ateneo Republicano. Con posterioridad se proyectó el vídeo elaborado por Tele Puerto Real “Entre Mujeres”.

En la inauguración de la muestra intervinieron Lola Sanisidro (Presidenta del Ateneo Republicano), Elena  Amaya (Diputada Provincial del Área de Coordinación Política), Mercedes Moreno (historiadora y creadora de los paneles “Gaditanas en la Memoria”) y Alfredo Charques  (Concejal Delegado de Cultura del Ayuntamiento de Puerto Real).

La presidenta del Ateneo Republicano dio paso al acto haciendo un llamamiento a seguir los pasos de las pioneras de la igualdad cuyas vidas se reflejan en la muestra incorporándose a la huelga feminista: “En esta exposición nos encontramos con el pasado, el presente y el futuro de la lucha por la igualdad. Ellas hicieron historia y mañana nosotras, que somos el presente. Asistiremos a una movilización que hará historia, la huelga feminista de este 8 de marzo formará parte de la memoria del futuro y que en todos los órdenes de la vida, lucharon por la libertad y la igualdad padeciendo la terrible represión del fascismo”.

Elena Amaya, Diputada Provincial, en su alocución hizo una defensa de los derechos conseguidos y animó a las mujeres de hoy a seguir en lucha y retomar el testigo de las nos precedieron, como las mujeres republicanas.

Por su parte, Mercedes Moreno expuso los motivos que la llevaron a hacer el trabajo de investigación sobre la historia de estas mujeres y la necesidad de difundir su historia de dignidad y valentía.

Finalmente, Alfredo Charques enfatizó sobre la necesidad de luchar por la igualdad y los derechos y defenderlos de forma tenaz y constante porque mientras que cuesta gran esfuerzo conseguirlos, se pueden perder con mucha rapidez.


 

 

 

La diputada provincial Elena Amaya; el responsable de Cultura del Ayuntamiento de Puerto Real, Alfredo Charques y la presidenta del Ateneo Republicano de Puerto Real, Lola Sanisidro, han presentado las exposiciones ‘Gaditanas en la Memoria’ y ‘Mujeres Republicanas’ que, del 7 al 18 de marzo, podrán contemplarse en el Centro Cultural San José de Puerto Real. El servicio de Memoria Histórica y Democrática de Diputación –adscrito al área de Coordinación Política que coordina Juan Carlos Ruiz Boix- ha producido ‘Gaditanas en la Memoria’ además de asumir el recorrido expositivo de ‘Mujeres Republicanas’, creada por Javi Larrauri.

Para encontrar el germen de ‘Gaditanas en la Memoria’ hay que retroceder ocho años. En 2009 el Servicio de Memoria Histórica divulgó el cuaderno ‘Toma nota’ una iniciativa inspirada por Mercedes Moreno: en apariencia se trataba de un bloc de notas, si bien entre sus páginas se insertaban semblanzas de mujeres ejecutadas por el franquismo. En la muestra que se exhibirá desde el miércoles en Puerto Real aparecen referencias de personas significadas por su activismo social, junto a otras que fueron asesinadas por ser familiares de políticos o sindicalistas locales.

       La exposición homenajea a las quince mujeres de Grazalema que fueron sepultadas en la fosa de Retamalejo; a Ana Jiménez, de Alcalá de los Gazules; a las fusiladas del valle de La Sauceda y enterradas en las fosas de El Marrufo; a la gaditana Milagros Rendón Martell; a la jerezana María Luisa Cobo Peña; a Soledad Candón Macías, apodada La Abanderada y fiel exponente de las Carilanteras de Paterna de Rivera; a Juana Aguilar ‘La Moricha’, de Trebujena; a María Silva Cruz ‘La Libertaria’, superviviente de los sucesos de Casas Viejas y asesinada en agosto de 1936 tras ser detenida en Paterna; a Carmen Hombre Ponzoa, maestra nacida en San Fernando y con plaza en Jerez donde fue asesinada por defender valores no concordantes con el catolicismo; y a la veintena de maestras nacionales que fueron sancionadas por las comisiones depuradoras según investigaciones efectuadas por José Pettenghi. 

          El historiador José Luis Gutiérrez Molina ha documentado la presencia de 106 mujeres que tuvieron que someterse a los tribunales constituidos por los golpistas. Pero en ese dato no aparecen las víctimas de la etapa más cruenta –de julio de 1936 a marzo de 1937- en la que se impuso un terror sistemático en aplicación del bando de guerra. Víctimas que no fueron declaradas como tal y que se reconocían como desaparecidas. Ahora aparecen, al menos el recuerdo de algunas de ellas, de la mano de la exposición ‘Gaditanas en la memoria’. 

          En ‘Mujeres Republicanas’ Javi Larrauri ha reunido retratos de diferentes víctimas, aderezados con entrevistas en vídeo donde se condensan sus vivencias. En ese crisol aparecen dos mujeres de la provincia de Cádiz: Aurora Galé Ballesteros, nacida en Cádiz en 1918, y Ana Zamudio Sánchez, nacida en Torre Alháquime en 1920.

          Larrauri dedica esta iniciativa “a todas las mujeres que sufrieron la garra cruel del fascismo. Unas por ser militantes izquierdistas, luchadoras por la democracia y las libertades. Otras simplemente por ser de izquierdas, o tener familiares militantes izquierdistas, o simplemente por ser quienes eran. A todas ellas, a las que murieron fusiladas en las tapias de cementerios, a las que yacen enterradas en fosas comunes en las cunetas de España, a las que murieron de avitaminosis en las cárceles franquistas, a las que tuvieron que exiliarse, a las milicianas que marcharon al frente para defender la República, a las que colaboraron haciendo labores de retaguardia, a las guerrilleras antifranquistas de posguerra o que sirvieron como enlace de la guerrilla, a las madres o esposas de presos republicanos y sobre todo a aquellas cuyo nombre se tragó la historia, aquellas miles de mujeres anónimas de las que nunca se hablará y que tuvieron que sufrir la represión franquista, a todas, va dedicado este trabajo”.

El Centro Cultural San José abre de lunes a viernes de 18.00 a 21.00 horas, y los sábados y domingos de 11.00 a 14.00 de la tarde.

 

           

Elena Amaya, diputada provincial, el responsable de Cultura del Ayuntamiento de Puerto Real, Alfredo Charques, y la presidenta del Ateno Republicano de Puerto Real, Lola Sanisidro, en la rueda de prensa


          ‘Gaditanas en la memoria’: tras ese enunciado se ha conformado una exposición, con fotografías y documentos, dedicada a mujeres de la provincia de Cádiz que sufrieron represión durante la Guerra Civil y la dictadura franquista. La muestra ya tiene una escala inicial: el Museo Etnográfico de Paterna de Rivera donde se estrenará el próximo viernes a las 11.30 horas. El Servicio de Memoria Histórica y Democrática de  la Diputación –adscrito al Área de Coordinación Política de la que es responsable Juan Carlos Ruiz Boix- es el promotor de esta propuesta concebida como un medio itinerante que podrá recorrer otras localidades de la provincia de Cádiz.

             Para encontrar el germen de esta exposición hay que retroceder ocho años. En 2009 el Servicio de Memoria Histórica divulgó el cuaderno ‘Toma nota’ una iniciativa inspirada por Mercedes Moreno: en apariencia se trataba de un bloc de notas, si bien entre sus páginas se insertaban semblanzas de mujeres ejecutadas por el franquismo. Ahora, Diputación ha decidido retomar esa idea primigenia y ampliarla en contenidos y nuevos soportes para difundirla a través de una exposición.

             En ‘Gaditanas en la memoria’ se ha conformado un relato sobre la represión con nombres de mujeres. Y en esta historia aparecen referencias de personas significadas por su activismo social, junto a otras que fueron asesinadas por ser familiares de políticos o sindicalistas locales.

             La exposición homenajea a las quince mujeres de Grazalema que fueron sepultadas en la fosa de Retamalejo; a Ana Jiménez, de Alcalá de los Gazules; a las fusiladas del valle de La Sauceda y enterradas en las fosas de El Marrufo; a la gaditana Milagros Rendón Martell; a la jerezana María Luisa Cobo Peña; a Soledad Candón Macías, apodada La Abanderada y fiel exponente de las Carilanteras de Paterna de Rivera; a Juana Aguilar ‘La Moricha’, de Trebujena; a María Silva Cruz ‘La Libertaria’, superviviente de los sucesos de Casas Viejas y asesinada en agosto de 1936 tras ser detenida en Paterna; a Carmen Hombre Ponzoa, maestra nacida en San Fernando y con plaza en Jerez donde fue asesinada por defender valores no concordantes con el catolicismo; y a la veintena de maestras nacionales que fueron sancionadas por las comisiones depuradoras según investigaciones efectuadas por José Pettenghi.

             El historiador José Luis Gutiérrez Molina ha documentado la presencia de 106 mujeres que tuvieron que someterse a los tribunales constituidos por los golpistas. Pero en ese dato no aparecen las víctimas de la etapa más cruenta –de julio de 1936 a marzo de 1937- en la que se impuso un terror sistemático en aplicación del bando de guerra. Víctimas que no fueron declaradas como tal y que se reconocían como desaparecidas. Ahora aparecen, al menos el recuerdo de algunas de ellas, de la mano de la exposición ‘Gaditanas en la memoria’.

 

Agenda de Memoria Histórica

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Dipucadiz en vivo